Tanto en el trabajo como en nuestros hogares una herramienta que de seguro ya habremos visto es la cerradura de nuestra puerta.

Los que tengan un poco de conocimientos sobre la cerrajería sabrán que las cerraduras que se alojan en nuestras puertas son más complejas de lo que parecen, esto se debe a que esta es la herramienta principal que nos protegerá de las amenazas externas.

Quienes realizan servicios técnicos de cerraduras sidese, a quienes puedes encontrar a través del enlace a continuación, saben que hay muchos tipos y modelos de cerraduras,  de acuerdo con los cerrajeros del Carmel no obstante muchos de ellos tienen características similares y, a su vez, partes en común, entre las cuales están las siguientes.

Componentes de una cerradura tradicional

  • Frontal

Esta es la parte más externa de la cerradura en sí. En esta parte se encuentran los tornillos que mantienen el resto del mecanismo interno de la cerradura unido a la puerta.

Al tratarse de una parte tan elemental, cualquier marca de cerraduras la incluye, tales como Cerraduras abus, cisa o cualquier otra empresa de cerrajería.

  • Resbalón o pestillo

  Esta parte es la principal de cualquier puerta, sin importar su cerradura, es la que permite que la puerta se cierra con facilidad y permanezca cerrada (sin mucha seguridad) sin necesidad de la llave, y es la pieza que desbloquea la llave cuando se gira la llave.

 

  • Bulones y paletones

  La función de esta pieza del mecanismo es simple pero importante, esta parte de la cerradura se encarga de accionar el cierre y apertura al momento de girar la llave.

  • Bombín o cilindro

Esta es, quizás, la parte más importante de toda la cerradura. Esta pieza es la encargada de la seguridad en general de todo el mecanismo, su función es, básicamente, reconocer la llave y permitir su giro si es la correcta.

Al ser el responsable la apertura del mecanismo se vuelve a su vez la parte más propensa a los ataques de los allanadores.

Dentro del bombín se encuentran a su vez los pistones, el subsistema que rodean la forma de la llave introducida.

Dado que esta parte es lo único que se interpone entre un ladrón y la apertura de la cerradura, por lo que debe ser la parte con más seguridad de la misma.

Uno de los principales riesgos que corren los bombines es el método de allanamiento Bumping, un método rápido, sencillo y peligroso silencioso, por lo que para una buena seguridad debemos utilizar un bombín anti-bumping y complementos

  • Manilla

Esta es la parte más visible del sistema de cerrado, se encuentra tanto en el lado externo como interno de la puerta, su funcionamiento es muy básico, se encarga de quitar el resbalón de la cerradura cuando esta esta desbloqueada.

  • Cerraderos

Es una palanca de metal que se encarga de sujetar desde el interior el resbalón, sin embargo, también sujeta otras partes del mecanismo como los bulones entre otros.

  • Boca de llave

Esta parte del mecanismo permite la entrada de la cerradura si esta es de la forma adecuada, esto solo lo podremos encontrar en aquellas cerraduras que no cuenten con un bombín o cilindro, como por ejemplo las cerraduras de Borjas.

A pesar de ser estas las partes principales del mecanismo de la cerraduras cotidianas, no debemos olvidar partes o complementos de seguridad como lo son los escudos protectores.

Por Javi

Cerraduras hay muchas, pero buenas cerraduras solo hay unas pocas. Mi intención es ayudarte a seleccionar a mejor cerradura según sea el caso. En la información publicada conocerás marcas y tipos de cerraduras.

error: Content is protected !!