Cerraduras

Soluciones habituales a los problemas de cerraduras

Hay días en los que resulta mucho más difícil introducir una llave dentro de la cerradura de la puerta, la llave no entra o no gira, son variadas los posibles problemas que se pueden presentar en una cerradura, sin embargo,  esto nos ha pasado a todos en algún momento, es por ellos que debemos conocer algunos de estos problemas y cuando es necesario llamara un cerrajero.

Por consiguiente, en este apartado explicaremos algunos problemas comunes en las cerraduras y qué podemos hacer para solucionarlos.

Soluciones habituales a los problemas de cerraduras

Es difícil girar la llave 

Verifica la llave: esta es una de las opciones más evidentes, y es verificar si has introducido la llave correcta, tal vez la puerta incluye un mecanismo combinado y por ende necesitas girar la llave al mismo tiempo que activas el pomo, en este caso, es necesario verificar mover de arriba a bajo el pomo antes de abrir y cerrar la cerradura en distintos momentos, encontrando así el punto de ficción perfecto.

Lubrica la cerradura: en e momento que hay problemas con la cerradura y n sabes por que, posiblemente se deba a falta de mantenimiento, es por eso que puedes utilizar un spray o polvo de grafito que se puede encontrar en cualquier ferretería, para que engrase y facilite el mecanismo de acción.

Llamar a un cerrajero: en el caso de que los métodos anteriores no funcionaron con las cerraduras es momento de consultar con un cerrajero profesional, porque una llave o cerradura deteriorada indica que es necesario cambiar todo el mecanismo.

Problemas con la llaves el mecanismo interno

Tira con fuerza: con cuidado y sin hacerlo con tanta intensidad para no doblar a llave, de lo contrario podría romperse dentro de la cerradura y esto empeorará la situación, lo mejor es que tires la llave hacia ti y moverla de un lado a lado con suavidad , en caso de que sea difícil sujetar puedes utilizar unas tenazas.

Llamar a un cerrajero: seguramente será necesario llamar a un cerrajero si es imposible retirar la llave por si mismo y antes de dañar otros mecanismos de la cerradura lo mejor será llamar a  un cerrajero.

La llave gira pero no funciona: posiblemente alguna de las partes internas de la cerradura se ha estropeado y seguramente falla al momento de girar la llave, posiblemente algo de la parte interna de la misma se ha dañado, lo mejor será llamara a un profesional.

La llave no entra: es necesario verificar si se está utilizando la correcta, posiblemente la cerradura esté congelada, por lo que deberás calentar la llave con cuidado e ir introduciendo poco a poco, hay que repetir la operación hasta que el hielo se derrita.

Inconvenientes con el pestillo 

Especialistas que realizan copias de llaves en Barcelona comentan que si el pestillo no funciona o el pasador no encaja adecuadamente puede haber un desalineado ya sea por golpes o tirones, para ello se recomienda apretar los tornillos para que el conjunto regrese a su posición inicial.

De igual forma, se puede ajustar la pieza al marco de la puerta quién es que recibe el pasador, ya sea prestando sus tormillo o fijandola de nuevo en un punto para lograr que todo encaje como se debe, en caso de averías puedes engrasar el pestillo con spray de polvo de grafito.

Finalmente, resolver problemas con nuestra cerradura no suele ser un tema complejo, en algunas ocasiones es falta de mantenimiento, en caso contrario lo mejor es solicitar la ayuda de un profesional.