Puertas

Elegir la puerta de seguridad perfecta

El cuidar la integridad de la familia y el hogar depende de nosotros, las puertas de seguridad son excelentes para proteger ese bien material donde habitan nuestros seres queridos.

Un ladrón necesita por lo menos de 60 segundos para abrir una puerta y pocos minutos para llevarse los objetos de valor, si en este tiempo el malhechor no puede abrir la puerta, este buscara una menos complicada.

Existen normativas internacionales que clasifican los grados de seguridad en las puertas blindadas o acorazadas, por lo cual, existen 6 grados.

Las puertas se caracterizan en tres grandes grupos, la estructura técnica de la puerta, los elementos del sistema de cierre y el control de la llave que nos proporciona el fabricante.

Estructura técnica: La puerta de seguridad es una inversión a la que se debe pedir la robustez durante los años que preste servicio, esto no se consigue añadiendo peso innecesario a la estructura, lo cual daría como resultado puertas de difícil manejo y peligrosas para la estructura donde se asientan.

Se estudian las aleaciones y la morfología de los elementos del blindaje, el peso, la resistencia, el resultado es ofrecer resistencia al ataque, el apalancamiento, aplicación de la fuerza, además de la utilización de taladros, entre otras herramientas eléctricas.

Si la puerta debe soportar condiciones climáticas especiales, como la intemperie, debemos elegir una acorde a ello. Los materiales y acabados deben ser resistentes a la humedad, salinidad, cambios bruscos del clima.

La instalación de la puerta debe ser realizada por cerrajeros profesionales que conocen el producto y son expertos en la instalación de la misma.

 

Sistema de cierre: Está constituido por la cerradura, el bombillo y el escudo que la protege, debe ofrecer capacidad de anti apalancamiento, considerar el número de bulones, para que quede embutida en la estructura de la puerta.

Las tres cuartas partes deberían de quedar dentro y el resto debe ser suficiente para anclarla. La cerradura debe estar protegida por algún tipo de placa para evitar el acceso a la misma.

El cilindro o bombín debe ser una pieza solida, con materiales resistentes al desgaste y a los intentos de rotura.

Estos se pueden combinar con un sistema de alarma que se activa con antelación antes de ingresar al inmueble, cuando los escudos están abocardados al blindaje, es más difícil su extracción.

Control de llave: Este es un elemento importante en la seguridad, ya que de esta depende que se pueda entrar por la puerta o no, el control de llave cobra importancia, la patente de copia, la presencia de elementos móviles en su diseño que dificultan su copia.

Es necesario saber si contamos con dos llaves diferente, en caso de que se quiera controlar el ingreso de algunas personas, por lo cual, debe existir la posibilidad de instalar dos juegos de bombillo- escudo y amaestramiento.

Es necesario contar con un registro informático de las copias que existen en nuestra instalación y con la posibilidad de que emita un aviso ante cualquier ingreso de copia de llave no autorizada de la misma.